10 mar. 2015

El Camino de Hasekura

El claustro del Palacio de Pimentel de Valladolid acoge la exposición fotográfica "El Camino de Hasekura", obra del fotógrafo japonés Teruo Sekiguchi realizada con motivo de la conmemoración del 400 aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre Japón y España. La exposición se podrá visitar hasta el próximo 12 de abril.

La muestra recorre en medio centenar de fotografías los pasos los pasos del viaje iniciado en 1613 por Hasekura Tsunenaga con rumbo a México, España y Roma, y que supuso el punto de partida de las relaciones de intercambio hispano-japonesas. El punto de partida de esta historia fue la ciudad de Ishinomaki en Sendai, cuyo señor feudal, Date Masamune, ordenó iniciar la expedición. Ishinomaki fue la ciudad que más sufrió los daños del Gran Terremoto del Este de Japón que tuvo lugar el 11 de marzo de 2011.


El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha recordado la triple vinculación de Valladolid con Japón: primero con Felipe II, que inició el envío de misioneros a Asia y, especialmente a Japón, entre ellos San Francisco de San Miguel, natural de La Parrilla. Después con el propio viaje de Hasekura durante el reinado de Felipe III, el rey que trasladó la corte a nuestra provincia. Y por último, con el Archivo de Simancas, “porque allí se conservan los documentos originales que dan fe del inicio de las relaciones entre ambos países, con el elemento añadido de que son los únicos documentos existentes, ya que se perdieron los documentos japoneses. Un conjunto de documentos que forman parte del Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO”.

Por su parte, el embajador de Japón, Kazuhiko Koshikawa, ha recordado que, en 1959, España entregó a Japón una copia de la carta entregada por el samurái Hasekura al Duque de Lerma el 29 de septiembre de 1614. “En esta carta se documentan los primeros intentos del samurai Date, señor de Sendai, por establecer relaciones con occidente a través de nuevas rutas comerciales y del envío de misioneros cristianos a Japón. Esta travesía es el inicio de las relaciones bilaterales entre ambos países ”. 

El reportaje recorre la ruta de Hasekura Tsunenaga, quien realizó este viaje con un firme propósito pero sintiendo la nostalgia de la ciudad de Ishinomaki. 400 años después, Teruo Sekiguchi ha recorrido aquellos paisajes de España que fueron al mismo tiempo esperanza y desesperación para el viajero. Así, encontramos ríos y montañas que no han cambiado su fisonomía, pero también ciudades que, por el devenir de la historia y el avance cultural han cambiado completamente su paisaje. El artista ha fotografiado con su propia sensibilidad y su propia visión de los paisajes que descubrieron aquellos primeros visitantes, deseando que sirvan para contribuir al intercambio y a las relaciones de amistad entre los dos países.

TERUO SEKIGUCHI 

Es Miembro de la Sociedad Japonesa de Fotografía (JPS). Natural de Tokio y licenciado por la Universidad Meiji es catedrático visitante de la Universidad de las Ciencias y las Artes de Kurashiki. 

Ha destacado como fotógrafo independiente de publicidad realizando trabajos para calendarios, carteles, anuncios y revistas. Posteriormente ha dedicado su vida a la fotografía de colectivos como las minorías étnicas de China, los habitantes del círculo polar de Canadá o de lugares como el Desierto del Kalahari, Guatemala, Costa Rica, Myanmar, Cuba o Bután que viven en un entorno primitivo. Esto le llevó a inaugurar una serie de fotografías bajo el título de Sonrisas de la Tierra, que fue presentada en diferentes ciudades de Japón. 

Dentro de sus series de fotografías destacan las obras La­tidos de fuego, El espectáculo de la mesa, Sonrisas de la Tierra, Hello Plus One con la colaboración de la actriz Keiko Takeshita, así como las series de fotografías de Los Cien Rostros con el actor Shigeru Izumiya, o DAY FOR NIGHT con la actriz Rino Katase. Ha sido el director de la serie documental EDEN sobre el archipiélago japonés de las Islas Ogasawara, que forman parte de la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario